jueves, 24 de junio de 2010

La evaluación en Geografía


La evaluación constituye un elemento clave en todo sistema educativo, hasta el punto de que la organización y diseño de la práctica educativa dependen en gran medida del enfoque o visión que de este factor tengan los agentes educativos. Actualmente el fin esencial de la evaluación no es examinar sino proporcionar las bases de reflexión necesarias para mejorar la intervención pedagógica y facilitar la toma de decisiones con vistas a adecuar la actuación didáctica a las características específicas del contexto educativo concreto en el que la enseñanza- aprendizaje se lleva a cabo.


El concepto de evaluación hoy: la evaluación formativa.
Este nuevo concepto de evaluación no se centra exclusivamente en la medida del producto final del aprendizaje, sino que persigue la valoración integral del proceso educativo. La evaluación, lejos de ser un elemento marginal, situado al final de un periodo de aprendizaje, constituye un elemento esencial del proceso de enseñanza- aprendizaje, perfectamente integrado y articulado dentro del mismo con un doble propósito:


ó Ofrecer información acerca de la marcha de los alumnos en la asimilación de los contenidos previos en función de unos objetivos previamente establecidos.
ó Suministrar las bases necesarias para introducir las rectificaciones que fuera preciso llevar a efecto dentro del proceso con vistas a corregir errores.


Los tiempos de evaluación
La evaluación inicial o diagnóstica


Supone la valoración inicial del grado de formación que los alumno poseen en relación con los contenidos que configuran el programa de la asignatura de Geografía que se va a poner en práctica para, a partir de los resultados obtenidos, planificar y organizar el proceso de enseñanza. Aprendizaje.


La evaluación continua o progresiva
A través de ella se lleva a cabo un control sistemático del proceso de enseñanza- aprendizaje en todas sus facetas. Su objetivo es proporcionar elementos de juicio y reflexión al profesor y a los alumnos sobre la marcha de su labor. Los resultados que se van obteniendo a través de su puesta en práctica nos proporcionan la información que nos permitirá corregir, reforzar o potenciar determinados hechos o aspectos del proceso instructivo.


Evaluación global o sumativa
Su función es la de valorar de forma totalizadora el trabajo desarrollado por el alumno a lo largo del mismo. Permite estimar de forma cualitativa el grado de naturaleza del aprendizaje alcanzado por el discente, su nivel de competencia y las lagunas que le han quedado. A partir de ella se emite la calificación final.


Técnicas e instrumentos para la evaluación en Geografía
Técnica e instrumentos de observación

En la evaluación de sentido formativo el profesor observara de forma constante y permanente las actuaciones y actitudes de sus alumnos en relación con la asignatura objeto de estudio en lugar de limitarse, exclusivamente, a la medida de sus producciones.


Observación libre

La observación libre es la que se practica sin ningún plan previamente establecido. Se caracteriza por su sencillez y ausencia de estructura. Constituye el medio más elemental de la evaluación, pero no por eso deja de ser sumamente útil, ya que este modo de observar es el que realiza el profesor en relación con sus alumnos todos los días del curso. A partir de ella se puede corregir de forma inmediata un error cometido por el alumno en su trabajo, se le puede orientar ante una situación de indecisión, se le puede alentar a que prosiga en la línea de trabajo iniciada.
Técnicas e instrumentos de medida: las pruebas


A la hora de medir el nivel de aprendizaje alcanzado por los alumnos, el profesor de Geografía puede hacer uso de diversos tipos de pruebas, la elección que haga de unas u otras dependerá de dos criterios fundamentales: la finalidad que persiga con la evaluación y los momentos en los que pretenda llevarla a cabo dentro del curso académico.


Pruebas objetivas
Están constituidas por elementos o ítems de respuesta breve y controlada en las que no cabe la subjetividad ni al contestar ni al corregir.


A. Ítems de elaboración en la respuesta o de respuesta abierta
En ellos el alumno ha de producir o elaborar la respuesta a partir de los conocimientos que posee en relación con la cuestión propuesta. Podemos optar por tres tipos:
De respuesta breve
De complementación
Textos lacunares

B. Ítems de selección de respuesta o de respuesta cerrada
Al enfrentarse a este tipo de preguntas el alumno no elabora la respuesta, sino que debe seleccionarla entre las distintas opciones que se le ofrece en el propio ítem. Dentro de este apartado existen cinco tipos de ítems.
De respuesta alternativa
De emparejamiento o correspondencia
De ordenamiento o jerarquización
De elección múltiple
De identificación o localización


El examen o prueba de ensayo
Es el comúnmente llamado examen escrito. En él el alumno expresa de forma personal los conocimientos que tiene en relación con el tema o temas que se le proponen.

Trabajos o proyectos
Permiten al profesor ampliar su información acerca del quehacer personal del alumno, constituyendo un elemento de mucho peso a la hora de valorar los niveles de logro alcanzados por éste en todos los ámbitos del aprendizaje.

El trabajo de campo
Durante la realización en el campo
Cuando los resultados del mismo se han redactado

En la primera parte del trabajo se evaluarán todas aquellas actuaciones que no pueden ser evaluadas en otro lugar y se tendrá en cuenta aspectos tales como: la actitud, la capacidad para observar y seleccionar los motivos de observación y la habilidad para registrar la información obtenida. La segunda parte se evalúa como los trabajos y proyectos comentados anteriormente.

Bibliografía: Marrón Gaite, María Jesús (1996), "La evaluación en geografía", en Enseñar geografía de la teoría a la práctica, Madrid, Síntesis, pp. 337-353.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada